EL BIENESTAR ECONÓMICO (BEN) UN INDICADOR MÁS AMPLIO QUE EL PIB

 
 

OTRA FORMA DIFERENTE AL PIB DE MEDIR EL BIENESTAR:

EL BIENESTAR ECONÓMICO :UN INDICADOR MÁS AMPLIO DEL PIB. 

Dado que utilizamos el PIB para medir la producción total de bienes y servicios de la economía, sería lógico esperar que la cobertura de la contabilidad nacional sea lo más amplia posible.

En la práctica nos encontramos con dos problemas cuando incluímos toda la producción en el PIB. En primer lugar algunos productos son “males” (como el ruido, la contaminación, el deterioro medioambiental, la saturación del tráfico, el coste y tiempo para llegar y volver de los centros de trabajo,…) , por lo que tendríamos que hacer un ajuste para tener en cuenta esos males, deduciendo de los datos del PIB tradicional, una cantidad correspondiente a todos los bienes nocivos que se crean en el proceso de producir el PIB. El problema es que estos bienes no se comercian a través de mercados y por tanto es difícil medir su producción y el daño que hacen.

Por otra parte algunas actividades económicas productivas se excluyen del PIB medido en las estadísticas. Entre ellas se encuentran los servicios domésticos, las actividades de “hágalo Ud. Mismo” y las actividades ilegales y las no declaradas ( economía sumergida).

Deduciendo del PIB el valor de los productos negativos e incluyendo como costes ( es decir restando) algunas actividades económicas como por ej. el transporte a los centros de trabajo, la alimentación del factor trabajo necesaria para mantener el equipo humano,.. y por otra parte sumando las rentas imputables ( como el trabajo en el hogar en un sentido amplio) y la economía sumergida, su resultado sería un indicador mejor de la producción de bienes y servicios de una economía.

Esta valoración del PIB nos permitiría confiar más en la utilización de este indicador como base para medir el nivel de vida de los ciudadanos. Si tenemos en cuenta además no sólo el PIB per cápita sino también como se distribuye, nos iremos aproximando a un verdadero indicador del bienestar económico. Así y todo habría que hacer un ajuste más importante, que consistiría en incluir el valor del ocio en la valoración anterior para poder medir mejor el bienestar económico.

El PIB nos dice qué bienes y servicios se producen, pero las personas no viven sólo para producir, también disfrutan del ocio. Por tanto si queremos evaluar los cambios del bienestar, debemos tener en cuenta las variaciones de la cantidad de ocio de que disfrutan los ciudadanos. Los profesores Tobin y Nordhaus de Yale, estimaron hace ya años una medida llamada BEN (BIENESTAR ECONÓMICO NETO), que ajustaba el PIB deduciendo los males, añadiendo el valor de las actividades no realizadas a través del mercado e incluyendo el valor del ocio.

Dos son los acontecimientos que han afectado más a la cantidad de ocio en esta segunda mitad del siglo XX. Y lo ha hecho de forma contradictoria.

Por un lado la semana laboral se ha acortado, aumentando de esa manera el ocio en las familias, pero por otra parte el incremento en la precariedad laboral y la mayor proporción de personas en edad activa que trabajan disminuyen significativamente este valor. Otra conclusión es que la producción de males como la contaminación ha aumentado rápidamente en estos últimos años, reduciendo el bienestar económico neto.

Por último podemos decir que en nuestra economía actual el ocio no ha aumentado tan deprisa como la producción de bienes y servicios por lo que la composición de este bienestar económico está cada vez basado más en bienes y servicios que en disponibilidad de tiempo para la cultura, el deporte o el disfrute.

La conclusión final es que el PIB dista mucho de ser un indicador ideal del Bienestar Económico, por lo que vale la pena seguir trabajando en la construcción de un indicador mejor en las líneas expuestas anteriormente. Otra línea de avance es incluir indicadores de calidad de vida para acercarnos a medir mejor el Bienestar Socioeconómico o Humano.

Comments are closed

Sorry, but you cannot leave a comment for this post.